El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Labrador, ha declarado que a quien tendría que haber reprobado la alcaldesa Tolón es a sus compañeros socialistas que no aprobaron los planes de Cuenca a su debido tiempo. Lo que no tienen ningún sentido es reprobar a un gobierno que ha aportado en el Plan de Cuenca más de 3.280 millones de euros, más de 1.900 millones de euros en lo que hace referencia a la reducción de la contaminación. Cuando se han aportado 700 millones de euros para la modernización y reutilización del agua en el río Tajo. Cuando se han mejorado 71 masas de agua, es decir, un 22 % del total del cauce del Tajo. Cuando se han incorporado, cosa que nunca había habido, 15 reservas fluviales en noviembre de 2015. Cuando se ha elevado el mínimo no trasvasable de 240 a 400 hectómetros cúbicos; cuando se ha garantizado un caudal mínimo en su paso por Talavera que ha supuesto que la media en Toledo, en este último año esté por encima de los 30 m³/segundo.

 

Labrador, también ha recordado que cuando ha habido menos agua en los pantanos de Entrepeñas y Buendía, con 131 hectómetros, fue en el año 95-96 bajo gobiernos socialistas y se trasvasaron mucha más cantidad de agua, hasta 159 hectómetros cúbicos. Que en el año 2006-2007 con un inicio de 240 hectómetros cúbicos en los pantanos, se trasvasaron 218 hectrómetros cúbicos, siendo el peor record que han tenido los pantanos de Entrepeñas y Buendía con una reserva de sólo 159 hectómetros cúbicos. Y tampoco se dijo nada, en los años 2008 y 2009, cuando se trasvasaron 276 hectómetros cúbicos, el record absoluto en volumen de trasvase.

El portavoz popular ha afirmado que hoy las reservas del pantano de Entrepeñas y Buendía son de 475 hectómetros cúbicos y no se puede trasvasar agua, a fecha de hoy, por debajo de los 336 hectómetros cúbicos, y a partir del 1 de enero, no se podrá trasvasar agua por debajo de los 368 hectómetros cúbicos, cantidades que nunca se habían respetado por parte del Gobierno Socialista, que hizo trasvases muy por debajo de los 240 hectómetros cúbicos.

Jesús Labrador, ha insistido en que no tiene ningún sentido querer reprobar a un gobierno que ha invertido en la ciudad de Toledo, en el agua más de 43 millones y medio de euros, en la prolongación de la conducción hacia el lavadero, en el estanque de Tormentas o en el arroyo del Aserradero que se está realizando ahora mismo.

Tolón al que debería reprobar es al gobierno de Page que hoy en sede parlamentaria en las Cortes de Castilla-La Mancha ha anunciado que la inversión en obra pública hidráulica va a disminuir un 10 %. Hoy se está explicando que en la E.D.A.R de Villasequilla se van a invertir 0 euros, los mismos que en Villanueva de Alcardete, los mismos que en Villa de Don Fadrique, los mismos 0 euros que se gastará en El Toboso, en Recas, en Santa Olalla, en Carranque o en Gálvez y luego hay la desverguenza de decir, eso si, que para Bargas, Olías del Rey, Magán, Mocejón y Villaseca, se invertirán 300.000 euros, ha aseverado Labrador.

Por último el portavoz, ha pedido a Tolón que explique qué actuaciones lleva a cabo el Ayuntamiento de Toledo para garantizar como es su competencia, la salubridad del agua cuando nos encontramos hasta señales de tráfico en el borde del cauce de nuestro río Tajo.

Se necesita buscar no la solución del agua, el río merece que sigamos cuidándolo, y claro que hay mucho que mejorar en el Tajo pero es evidente que se ha mejorado mucho con éste plan de agua. Nadie puede negar que este Gobierno ha hecho cosas en los últimos años, ha incrementado el caudal, ha incrementado las reservas de cabecera, la inversión, la medición del agua, el control de la contaminación, la reducción de los regadíos, ha señalado Labrador.

Por último el portavoz ha concluido diciendo que “no tiene sentido esta resolución del PSOE, si no para tratar de que nos olvidemos de otras cosas y desde luego evidencia la falta de capacidad y de trabajo del Equipo de Gobierno”.