• Tras la aprobación por unanimidad de la moción del Partido Popular, Page debe convocar los consejos municipales cuanto antes
  • Los órganos de participación ciudadana con temas fundamentales para nuestra ciudad están abandonados, lo que evidencia la categoría del gobierno municipal y su compromiso con la participación ciudadana

La aprobación por unanimidad de los tres grupos municipales de la moción presentada por el PP en el Pleno del Ayuntamiento de Toledo, sobre la convocatoria urgente de los consejos municipales demuestra de nuevo que son los concejales del PP quienes desde la oposición llevan a cabo la acción de gobierno.

La concejal popular Valle Arcos, fue la encargada de defender esta moción, poniendo de manifiesto que “el desgobierno de la ciudad de Toledo, que mantiene el alcalde Emiliano García-Page, cada día está tomando tintes más que preocupantes, al haber creado un Equipo de cartón piedra y prendido con alfileres de cara a la galería”.

Arcos, expuso en el pleno que nuestra ciudad cuenta con:

Una Concejalía de Patrimonio, que no tiene con una partida económica y que carece de actuaciones patrimoniales en la ciudad.

Una Concejalía de Accesibilidad, que tiene una partida presupuestaria con 0 € y que carece de un Plan de Accesibilidad propio que afronte y resuelva las necesidades reales de accesibilidad en Toledo.

El Ayuntamiento cuenta también con una Concejalía de Igualdad con una partida presupuestaria con 0 € y que carece de un plan eficiente en materia de igualdad.

Pero además, el Ayuntamiento de Toledo tiene un Consejo de Medio Ambiente que no convoca desde hace cuatro años, cuando su reglamento fija la obligación de reunirse de forma ordinaria cada dos meses.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Toledo, cuenta con un Consejo de Consumo que no se reúne desde 2009 y que al igual que en el caso anterior establece el mismo periodo obligatorio de convocatoria de reuniones ordinarias.

A lista de incumplimientos de convocatoria ordinaria se suma el Consejo Sectorial de Accesibilidad que Page no reúne desde abril 2012 y según el Reglamento de este Consejo sectorial, las reuniones deberán celebrarse cada dos meses.

El Ayuntamiento de Toledo cuenta con un Consejo de Personas Mayores que todavía no se ha reunido en esta legislatura. Este Consejo según su Reglamento, debería reunirse en sesión ordinaria cada seis meses y repito en más de año y medio que llevamos de esta legislatura aún no se ha reunido.

Existe un Consejo Municipal de Familia del que hace mucho tiempo que no sabemos nada de él, cuando debería reunirse su comisión ordinaria al menos una vez cada cuatro meses, según su propio Reglamento y cuenta con una concejal especifica para esta tema.

Valle Arcos demostró con esta denuncia que los órganos de participación ciudadana con temas fundamentales para nuestra ciudad están abandonados, lo que evidencia la categoría del gobierno municipal y su compromiso con la participación ciudadana.

Por ello el PP espera que lo aprobación de esta moción el alcalde de Toledo, tome las medidas oportunas y convoquen los consejos cuanto antes.