• El equipo de Gobierno las utiliza para hacer oposición regional
  • El Gobierno Municipal no tiene en cuenta para nada la opinión de los vecinos, fueron capaces de constituir una comisión de estudio sobre esta tasa de Basura dejando al margen a las asociaciones de vecinos
  • La falta de interés de los concejales por las Juntas conduce a la desidia y al desánimo de los representantes de los vecinos que poco a poco están dejando de acudir a las Juntas de Distrito

El viceportavoz popular López Gamarra ha analizado en rueda de prensa la actual situación de las Juntas de Distrito de nuestra ciudad, asegurando que “desde que comenzó la legislatura, hemos podido comprobar como su presidente, el concejal Antonio Guijarro, utiliza este órgano de participación ciudadana en su propio beneficio político haciendo oídos sordos a las sugerencias de las asociaciones vecinales”.

López Gamarra mantiene que el Alcalde Emiliano García-Page, se sirve de estas Juntas de Distrito para hacer su oposición regional, sin aportar nada en ellas y no ayudan a los vecinos a solucionar problemas de barrio, puesto que se aprueban acuerdos para los vecinos que luego el Ayuntamiento no lleva adelante.

Gamarra también argumenta que “no es nada operativo que una sola persona presida todas las Juntas de Distrito, pues si unimos el desconocimiento de los entresijos que tiene sobre de los diferentes barrios a su labor como miembro del Gobierno Municipal, poco tiempo le queda para dedicar a cada junta”.

El edil popular mantiene que, “el que el Sr. Guijarro, presidente de las cuatro Juntas de Distrito, repite martes tras martes las escasos trabajos que ha realizado en cada barrio desde hace más de un año, siempre los mismos y vuelve a repetir los mismos proyectos, justificando que no pueden llevarse a cabo por motivos económicos. Esta conducta para el PP, sólo conduce que a la desidia y al desánimo de los representantes de los vecinos, que poco a poco están dejando de acudir a las juntas, pues las consideran una pérdida de tiempo”.

Además, “el viceportavoz del Grupo Municipal Popular, añade que el Gobierno Municipal no tiene en cuenta para nada la opinión de los vecinos, hecho recientemente demostrado durante el estudio sobre la tasa de recogida y tratamiento de los residuos urbanos en Toledo. Es más, fueron capaces de constituir una comisión de estudio sobre esta tasa dejando al margen a las asociaciones de vecinos, lo cual pone de manifiesto la poca importancia que le dan a sus opiniones”.

Lo mismo ocurre, asegura López Gamarra, con los grandes debates de la ciudad, como son los presupuestos o los impuestos y tasas municipales. El viceportavoz recuerda que “todas las asociaciones de vecinos se manifestaron en contra de la desmesurada subida del 10% en el recibo del IBI para este 2.013, pero el Alcalde hace oídos sordos a la opinión de los vecinos y lo aprueba con la inestimable colaboración de su socio de gobierno, San Emeterio.

“Los entretiene en las Juntas de Distrito con discusiones absurdas como si se pone una papelera un metro más a la izquierda o la derecha y no les deja participar en asuntos importantes que afectan a la ciudad”. Esta circunstancia, comenta López Gamarra, está provocando que las asociaciones manifiesten su intención de no acudir más a las Juntas Municipales. “Habría que preguntarse si es esto lo que persigue el Gobierno de Page, acabar con las Juntas de Distrito.

El Grupo Municipal Popular trabajará para que las juntas no desaparezcan y sean el verdadero órgano de participación ciudadano por el que nacieron, donde el Ayuntamiento no solo oiga lo que tienen que decir los vecinos, sino que se de respuesta a sus propuestas.

El viceportavoz popular, asegura que hasta que García-Page no de mayor importancia a las Juntas de Distrito, estas no desarrollaran adecuadamente su trabajo, pues se han convertido en una pantomima sólo y exclusivamente para cubrir el expediente y justificar al final de legislatura que se han celebrado ciento de reuniones. El balance debe realizarse midiendo la calidad y los resultados, no la cantidad.

El viceportavoz ha recordado que los representantes vecinales quieren sentirse útiles cuando acuden a estas reuniones algo que ahora no ocurre, por ello hay que hacer modificaciones, el PP propone que cada junta sea presidida por un concejal diferente, que resida en el barrio y que conozca la realidad y las necesidades del barrio y en segundo lugar que se divida la Junta de Distrito Norte, que abarca todos los barrios de Toledo exceptuando el Casco, Santa Bárbara y Polígono. López Gamarra ha insistido en que son totalmente diferentes las necesidades de Buenavista que las de Azucaica o la Legua y Valparaíso.