• Page lleva ocho años incumpliendo con la Ordenanza Antibotellón
  • Durante la última legislatura han aparecido focos de botellones en Palomarejos, el Poblado Obrero, Santa María de Benquerencia y Casco Histórico
  • Vivas ha lamentado la posición demagógica de IU al demandar la convocatoria de la Comisión Antibotellón cuando la misma dejó de reunirse en la anterior legislatura mientras ostentaba la concejalía de Juventud la coalición socia de García Page

El concejal del Grupo Municipal Popular, Diego Vivas, ante la proliferación de botellones en la Plaza de la Calera ha recordado que los populares llevan demandando la Comisión de seguimiento de la Ordenanza “Antibotellón” desde marzo de 2008, fecha de la última reunión de dicho órgano aun cuando la normativa municipal establece que debe reunirse semestralmente.

Vivas ha indicado que durante la última legislatura han aparecido focos donde se realiza está practica en Palomarejos, el Poblado Obrero, Santa María de Benquerencia e, incluso, en el propio Casco Histórico, única zona donde no está permitida esta práctica por normativa local.

El concejal popular ha recordado que el PP lleva demandando años esta convocatoria para abrir una ronda de consultas con los sectores implicados sobre las zonas donde no está permitido este fenómeno social, así como estudiar si es necesario ampliar las mismas a otros barrios de la ciudad ya que, aunque la mayoría de estos focos son pequeños, hay algunos problemáticos o con un número creciente de participantes que molestan a los vecinos.

El texto de la Ordenanza ha indicado que la Comisión de Movilidad, previa consulta de la comisión de seguimiento, tiene delegada la decisión sobre los espacios públicos donde está prohibida esta práctica y que los mismos pueden ser modificados o aumentados en zonas donde se lesione el derecho al descanso o donde se ponga en peligro la seguridad de las personas, entre otros motivos.

De igual manera, el concejal del PP ha reiterado que desde las filas populares llevan demandando infructuosamente a la edil de Juventud, Nuria Cogolludo, que cumpla con otros puntos de la Ordenanza “Antibotellón” como la presentación anual ante el Pleno de las memorias y balances preceptivos, el impulso de campañas informativas de concienciación de los efectos del alcohol entre los jóvenes o la ejecución de actuaciones de sensibilización que potencien hábitos saludables.

Por último, Vivas ha lamentado la posición demagógica de IU al demandar la convocatoria de la Comisión Antibotellón cuando la misma dejó de reunirse mientras ostentaban durante la anterior legislatura la concejalía de Juventud la coalición socia de García Page y cuando han sido cómplices del Alcalde en el abandono a los jóvenes de Toledo.