El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Labrador, ha anunciado que el Partido Popular va a presentar primero, una enmienda a la totalidad al reglamento de Participación Ciudadana elaborado por el equipo de Tolón y posteriormente más de 70 alegaciones.

El portavoz, ha señalado que al menos 15 alegaciones hacen referencia a defectos ortográficos en el texto. “Esto demuestra el trabajo y el cariño desmedido con el que ha trabajado el equipo de Tolón en este año largo de legislatura”.

 

Labrador ha afirmado que este reglamento es una mala copia de otros reglamentos de otras ciudades como Córdoba o Alicante, y del reglamento anterior. Del reglamento anterior de Toledo han copiado 32 artículos de los 41 que tiene el nuevo texto, y para disimular la copia han modificado el orden de los artículos y eso ha provocado caos en la regulación.

El nuevo texto recoge imprecisiones, va de lo general a lo particular y en otras ocasiones al contrario, es decir no tiene un trazo ordenado, además aparece la censura previa a los ciudadanos al limitar el acceso individual de los vecinos y a los órganos regidos por todos los vecinos.

Labrador, también ha explicado que el reglamento en su artículo 17 recoge que las propuestas presentadas por los vecinos se valoraran por el concejal presidente su procedencia. En opinión de Labrador esto es conocido como “censura previa”.

El portavoz también ha denunciado que en el nuevo reglamento no viene regulada la forma de acceso al Consejo, pero si a la Asamblea exigiendo que para que puedan participar los vecinos en esta, deberán inscribirse previamente a la realización de la misma.

El Consejo se reúne cada dos meses y las Asambleas cada seis y sin criterios. Por tanto, si la Asamblea se pudiera reunir antes de fin de año, se producirían cinco reuniones en el conjunto de la legislatura, ha explicado.

El borrador además establece que los vocales de los grupos políticos solo podrán ser los concejales y el PP propone que en aras de fomentar la participación debería dejarse que los grupos políticos, al menos los que no tengan responsabilidades de gobierno, tuvieran los mismos requisitos que los de las asociaciones, incrementando el número de personas que se suman a la participación.

El portavoz ha explicado que con el nuevo reglamento nos pretenden engañar, “nos dicen que los Consejos de Participación van a servir para la “gestión” de los ciudadanos y luego siguiendo el desarrollo articulado, nos dicen que tanto el Consejo, como la Asamblea, son órganos de información y propuesta de los vecinos”.

Por otra parte Labrador ha denunciado que hay órganos que no vienen en la estructura del Consejo, pero que luego aparecen regulados como el secretario, el vicepresidente, o el pleno del consejo. “Falta una estructura lógica en una planificación reglamentaria que desde luego es preocupante”.

Además, ha denunciado que el reglamento, presenta una mala estructura geográfica de la ciudad de Toledo, al presentar cinco zonas de distrito como hay actualmente. El PP propone siete, porque “creemos que Azucaica, al igual que las zonas de urbanizaciones nuevas como Valparaiso, La Legua, Montesión o San Bernardo tiene singularidades y necesidades diferentes a las que tiene el Casco Histórico o Buenavista”.

Para Labrador, un reglamento tiene que servir para fomentar la participación y es difícil que esto se produzca cuando solo se permite actuar a los vecinos individuales una vez cada dos meses con un tiempo máximo de tres minutos, como recoge el nuevo reglamento”.

Finalmente el portavoz ha denunciado que “si finalmente se aprueba en septiembre este reglamento, lo habrá hecho en menos tiempo de lo que tardaron las Cortes de Cádiz en redactar al Constitución de 1812, pero el resultado desde luego no es mismo”.