El viceportavoz del Grupo Municipal Popular, José López Gamarra ha denunciado que “Toledo vuelve a suspender en transparencia”, según los datos ofrecidos por la Asociación de Transparencia Pública Dyntra. La capital regional alcanza una nota de 4,7 sobre diez. “Este suspenso es fruto de las formas dictatoriales que el PSOE-Ganemos aplica en Toledo”.

 

El viceportavoz, ha lamentado que a pesar de contar en esta legislatura con una concejalía de Participación y Transparencia con una concejal liberada al frente, Helena Galán, “la transparencia en el consistorio toledano reina por su ausencia”.

“La señora Tolón y el señor Mateo llevan suficientes meses al frente del Ayuntamiento para cambiar la dinámica y comenzar a gestionar con la transparencia de la que tanto hablan y no aplican”.

López Gamarra, ha explicado que “no es transparente que el 65 % de los contratos se hayan adjudicado sin publicidad y el 50% con criterios subjetivos. Tampoco hay transparencia, ni participación cuando se niegan a constituir las Juntas de Distrito, cuando excluyen a la oposición de la Mesa General de Funcionarios y de las mesas sectoriales. Ni cuando prohíben a los grupos políticos usar la sala de prensa del Ayuntamiento. Ni tampoco pueden decir que hay transparencia en la forma que han constituido el Consejo del Pacto por el río Tajo”.

En opinión de López Gamarra, Tolón y Mateo deberían tomar ejemplo de Talavera de la Reina, cuyo Ayuntamiento acaba de ser galardonado como el más transparente de la provincia de Toledo y el tercero de Castilla-La Mancha.

La mala gestión socialista hace que Tolón nos suba los impuestos

Por otra parte, el viceportavoz, ha denunciado que la enorme presión fiscal que los socialistas llevan años ejerciendo sobre los toledanos está provocando que muchos toledanos no puedan hacer frente a sus recibos del IBI. “Hasta el Grupo Popular están llegando noticias de personas jubiladas y viudas que no pueden pagar sus recibos del IBI por lo que sus pensiones están siendo embargadas.

López Gamarra ha dejado claro que “si los gobiernos socialistas supieran gestionar bien no nos tendrían que subir los impuestos año tras año como hacen”. Ejemplo de la mala gestión socialista ha sido el tener que realizar en la Comisión de Hacienda una modificación de crédito de 600.000 euros para poder pagar el transporte urbano de autobuses.

Esto se debe a que el gobierno de Page no supo sacar a tiempo, ni bien, el pliego de condiciones del nuevo contrato de autobuses, por tanto, el ahorro previsto no se ha obtenido, ni tampoco se cumplen los objetivos fijados en el Plan de Ajuste. “Por culpa de Page al no querer sacar a concurso el contrato de autobuses y preferir prorrogarlo hasta el 2017, pagaremos 700.000 euros de más cada año”. ( 2014, 2015 y 2016)

“En total 2,1 millón de euros que los toledanos nos podríamos haber ahorrado, pues somos los vecinos de Toledo los que con nuestros impuestos pagamos los servicios públicos que los socialistas no saben gestionar”.