• El hogar Zoe es atendido por las Hijas de la Caridad
  • El día a día de los chicos internos en este centro está basado en la constancia y el esfuerzo en el trabajo. Su actividad diaria se basa además de contribuir a la limpieza y mantenimiento del centro en participar en los cursos de formación profesional por las mañanas y las clases de formación académica por las tardes

La portavoz del GMPP Claudia Alonso, y el concejal de Participación Ciudadana Vicente Romera han visitado el centro “Hogar Zoe”, para interesarse y ofrecer la colaboración de los concejales del PP. Las religiosas les han explicado la labor que realizan cada día con los jóvenes que están rehabilitación en este centro y las instalaciones con las que cuentan en el centro de Toledo, junto a la Bastida.

El Hogar Zoe fue fundado por las Hijas de la Caridad y el Capellán de la Antigua Carcel de Toledo hace veintidós años, se trata de un centro de rehabilitación e integración de toxicómanos. En un principio, el Hogar Zoe se creó para que los presos que salían de la cárcel tuvieran un lugar donde poder aprender a integrarse en la vida laboral y personal con toda normalidad. Hoy en día, éste es un centro donde rehabilitan a jóvenes que tienen problemas con las drogas, les enseñan un oficio y les ayudan a incorporarse al mundo laboral.

El programa integral del Hogar Zoe cuenta con cursos de Formación Profesional homologados, formación académica para conseguir titulaciones (acceso a la Univesidad y Graduado en ESO), actividades deportivas, cursos de informática, y visitas culturales.

Los jóvenes que ingresan en el programa permanecen internos en el centro durante un periodo que oscila entre el año y medio y los dos años, periodo en el que llevan una disciplina y una rutina de trabajo que les ayuda a conseguir estabilidad y tranquilidad para enfrentarse a su nueva vida. Los cursos de formación les permiten aprender varios tipos de profesiones y luego especializarse en lo que más les gusta. Existen cursos de carpintería, jardinería, informática y cerrajería. Cuando terminan el programa y los chicos están rehabilitados, el Hogar Zoe se encarga de coordinarse con empresas de la región y buscarles un empleo que les permita su integración en la sociedad.

Uno de los valores más importantes con los que cuenta el Hogar Zoe son los profesionales que trabajan en el centro. La mayoría de ellos son voluntarios, y son personas que dedican su tiempo libre a impartir clases a estos chicos y a ayudarles en todo lo que pueden para salir adelante.