• La concejal de accesibilidad no tiene reparo en reconocer que la accesibilidad puede seguir esperando

El Grupo Municipal Popular quiere hacer pública una vez mas, la actitud, la falta de responsabilidad y desinterés en su materia de la Concejala de Accesibilidad, Maite Puig, que ya no tiene reparo en reconocer que la accesibilidad puede seguir esperando. Esta vez, se trata de la ausencia de cumplimiento municipal en materia de accesibilidad en el remonte de Safont a pesar de que los pliegos de la concesión municipal obligan a la concesionaria”.

Siguiendo con la tónica del equipo de gobierno municipal, de que cualquier excusa vale para no actuar con los asuntos de obligado cumplimiento municipal, una vez más y como es costumbre ya del equipo de García Page, la concejala de accesibilidad, Maite Puig, no tiene el menor reparo en afirmar que la accesibilidad del Remonte de Safont tendrá que esperar, pese a que el ayuntamiento estaba obligado a actuar con anterioridad en esta materia, exigido por lo pliegos de la concesión.

UNA CONCEJALIA DE ACCESIBILIDAD QUE NUNCA HA FUNCIONADO

La concejalía de accesibilidad ha actuado siempre como invitado de piedra en la política de gestión del ayuntamiento de Toledo. Sin asignación presupuestaria en la partida de accesibilidad, la concejal del área se ha dedicado a fotografiarse con cualquier colectivo, empresa y grupo que haya actuado en esta materia, y haciendo oídos sordos a las verdaderas necesidades de la ciudad.

El ciudadano sigue sin entender por qué no se resuelven los cientos de problemas con los que se encuentran cada día personas con movilidad reducida cuando se trasladan de un lado a otro de la ciudad. Siguen sin entender por qué el Ayuntamiento no actúa en obra como está obligado, provocando doble gasto para los contribuyentes.

La concejala Puig ya se ha acostumbrado a no decir la verdad como su jefe, Emiliano García Page, y no se les cae la cara de vergüenza a ninguno de los dos a la hora de eludir obligaciones municipales.