• El GMPP denuncia la falta de accesibilidad de las piscinas municipales
  • Tenemos una concejalía de accesibilidad carente de presupuesto y una concejal responsable, María Teresa Puig que en toda la legislatura no ha sido capaz de elaborar un Plan de Accesibilidad para Toledo acorde a las demandas y necesidades de sus ciudadanos

La concejal del GMPP, Valle Arcos, ha denunciado que ha pasado un año desde que el Partido Popular denunciara la falta de accesibilidad para personas con discapacidad en las piscinas de verano municipales de Toledo y Emiliano García-Page no ha hecho nada por solucionarlo.

Arcos, ha afirmado que Emiliano García-Page no cumple con la Ley de Accesibilidad, que el mismo aprobó cuando gobernaba en la Junta de Comunidades y que le obliga a dotar de accesibilidad a todas las vías públicas y a todas las instalaciones municipales.

“Page ni cumple la ley, ni cumple con el compromiso adquirido con los colectivos más vulnerables y deja patente que el alcalde es fiel a su falta de compromiso”, ha declarado la concejal.

Tras la visita de las cinco piscinas municipales el GMPP ha podido comprobar que del conjunto de las mismas tan sólo una es accesible al baño para personas con movilidad reducida, la del Campo Escolar.

El Grupo Popular, ha constatado que “la información que aparece en la Web del Patronato Deportivo Municipal en la que se afirma que tres de las cinco piscinas de verano que tiene Toledo son accesibles, es un caso más de las mentiras del García-Page, pues tan solo la piscina del “Campo Escolar” dispone de dispositivos que permiten el acceso al agua a las personas con discapacidad”.

Los toledanos pueden comprobar que las piscinas municipales de Toledo presentan graves carencias de accesibilidad para aquellas personas que tiene alguna discapacidad, piscinas que no disponen de grúas, rampas o elevadores para introducir a los nadadores en la piscina, así como de señalización del perímetro del vaso para personas con deficiencias visuales.

Valle Arcos, ha subrayado que en el barrio de Santa María de Benquerencia, el barrio más poblado de Toledo y con un gran número de vecinos con movilidad reducida, estos no pueden acudir a la piscina pública porque carecen de las medidas necesarias para acceder al vaso, así como a los vestuarios. Si acudimos a la de la Escuela de Gimnasia o al barrio de Azucaica nos ocurre lo mismo.

En Toledo existen alrededor de 3.000 personas con algún tipo de impedimento para la movilidad y personas que se tienen que quedar en casa en verano o que tiene que desplazarse con el esfuerzo que para ellos conlleva a la única piscina con accesibilidad para el baño para ellos, lo que les multiplica el gasto y la complicación que una persona tiene con problemas de movilidad para poder darse un baño en Toledo

Para la edil popular, “todo esto es fruto de la existencia de una concejalía de accesibilidad carente de presupuesto y de su concejal responsable, María Teresa Puig, que en toda la legislatura no ha sido capaz de elaborar un Plan de Accesibilidad para Toledo acorde a las demandas y necesidades de sus ciudadanos, pues un aspecto tan básico como el de la accesibilidad a personas con discapacidad en las piscinas públicas municipales ni siquiera aparece en dicho Plan.