La concejal del Grupo Municipal Popular, Sonsoles Garrido, ha señalado que su grupo preguntó, en el pleno del Ayuntamiento celebrado el pasado 17 de marzo, cuál iba a ser el dispositivo de limpieza de carácter especial que con motivo de la Semana Santa, se va a realizar en Toledo.

La edil popular ha explicado que teniendo en cuenta que en estos días llegan al Casco Histórico nuestra ciudad miles de turistas y toledanos y que la Semana Santa en Toledo está declarada de Interés Turístico Internacional, obliga a que la Sra. Alcaldesa y su equipo, organicen un plan de limpieza especial que garantice la buena imagen y que los servicios municipales de limpieza actúen de forma coordinada y bien dirigida.

 

Garrido ha indicado que lleva diez meses de legislatura y la limpieza de la ciudad sigue siendo una asignatura pendiente para el equipo de gobierno. Diariamente se encuentran focos de suciedad que dan una pésima imagen de Toledo, que además es Patrimonio de la Humanidad. Se refería así a la acumulación de bolsas de basura junto a plazas que tienen un gran tránsito de personas, así como la acumulación de suciedad incluso junto a edificios patrimonio.

En definitiva, ha aseverado la concejal, si el equipo municipal no es capaz de mantener limpia la ciudad en condiciones normales y habituales, se temen que en circunstancias especiales con gran número de personas transitando por las calles de la ciudad, la limpieza pueda volver a ser la gran asignatura pendiente de este gobierno municipal.

Por eso, y con el fin de evitar la imagen tan deteriorada que Toledo ofreció en días festivos anteriores y en Navidad, ha manifestado Garrido, el grupo popular ha preguntado a la Sra. Alcaldesa y a su equipo cuál era el dispositivo especial de limpieza para Toledo en estos días de Semana Santa, y no han obtenido respuesta.