• Para mantener la EMV se necesitan cada año 615.000 euros, son más de cien millones de las antiguas pesetas que se utilizan para seguir incrementando las pérdidas de esta empresa pública
  • Page debería preguntar a los vecinos si prefieren deshacerse de la sede de la EMV un edificio histórico y con gran patrimonio mal vendiéndolo por el equivalente a la prolongación de la agonía de la EMV durante un año o liquidar una empresa ruinosa refugio de cargos políticos del PSOE

El viceportavoz del Grupo Municipal Popular, José López Gamarra ha manifestado que el Grupo Municipal Popular ha pedido al alcalde de Toledo y presidente de la Empresa Municipal de la Vivienda, Emiliano García-Page que no siga dilapidando el dinero de los toledanos a base de incrementar ahora un 10 o 12 % las obras que se le encomiendan a esta empresa que se encuentra en una situación dramática.

López Gamarra ha insistido que la EMV es una empresa pública ruinosa, deficitaria que sólo sirve para albergar a cargos políticos cercanos al PSOE de Pedro Sánchez y Page e IU. Las cifras lo demuestran, la EMV este año ha incrementado las pérdidas en 113.000 euros más lo la sitúa en más de 8 millones de euros en pérdidas acumuladas.

El Partido Popular ha denunciado que hasta el día de hoy todas las operaciones proyectadas por la EMV durante esta legislatura han fallado, no ha salido ni una, sólo se ha conseguido incrementar los gastos financieros en 815.000 euros al transformar los créditos hipotecarios de corto a largo plazo.

El viceportavoz popular también ha denunciado que del presupuesto inicialmente presentado para el 2014 donde se preveía unos beneficios de 726.000 euros finalmente han generado pérdidas por valor de 113.000 euros de pérdidas.

Para mantener la EMV se necesitan cada año 615.000 euros, son más de cien millones de las antiguas pesetas que se utilizan para seguir incrementando las pérdidas de esta empresa pública. Ante la propuesta de vender el edificio de la sede actual de la EMV y que sea trasladada al edificio que construyo en el Corral de don Diego y que últimamente decían que se transformaría en un hotel, el PP no se opone a dicho traslado pero si a la intención de venderlo.

Hay que recordar que el edificio de la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda es un edificio con gran interés arquitectónico y patrimonial, cuenta con aljibes, yeserías, brocales y artesonados originales que es propiedad de los toledanos.

López Gamarra ha recordado que “este edificio es propiedad de la EMV en virtud de la aportación que hizo el Ayuntamiento de Toledo en el año 2001. El 100% de las acciones de la EMV son del Ayuntamiento y, por tanto, los toledanos son los propietarios de la misma y de dicho inmueble.

Por tanto, el alcalde de Toledo debería preguntar a los vecinos si prefieren deshacerse de este edificio malvendiéndolo por equivalente a la prolongación de la agonía de la EMV durante un año o liquidar una empresa ruinosa refugio de cargos políticos del PSOE.