La concejal del Grupo Municipal Popular, Cristina Peces, ha denunciado la mala imagen que ofrecen los árboles de plaza de Zocodover, que a parte de estar medio talados, porque por la falta de mantenimiento se han caído ramas, ocasionando grave peligro a los viandantes, también llevan mucho tiempo decorados con registros eléctricos y cables que resultan poco estético y peligrosos. La edil popular ha exigido a la alcaldesa que de manera inmediata retire las cajas de registros eléctricos y los cables que cuelgan de los árboles de Zocodover, antes que tengamos que lamentar algún accidente.

Para Peces, Zocodover muestra una imagen totalmente arcaica, “parece más un decorado de principios del siglo XIX que del siglo XXI, con las cajas de registros colgadas de los árboles y los cables cayendo por los troncos, lo que resulta muy peligroso y feo”.

 

En opinión de la edil popular, “esto es otro ejemplo de la desidia y poco interés de la alcaldesa de Toledo, por el cuidado y mimo del Casco Histórico”. Por ello, ha añadido, “un día más, nos vemos obligados a sacar los colores a la alcaldesa, luego se le cruzaran los cables, (hoy nunca mejor dicho) y se volverá a enfadar como ocurre habitualmente, cuando mostramos como campan a sus anchas las bolsas de basura y estas están rotas por los animales, pero ella, sigue sin hacer nada por evitarlo”.

Peces también ha declarado que Tolón, luego se molestará cuando el Instituto Nacional de Estadística vuelva a recoger que el turismo en Toledo no para de descender mes tras mes, pero ¿qué está haciendo el Equipo de Gobierno para evitarlo?

Y ha insistido en que es muy triste para los toledanos ver como Tolón tiene a la ciudad totalmente abandonada, “no se molesta en cuidarla y mimarla para que ofrezca una imagen impoluta al mundo como si ocurre con otras ciudades europeas”. Y con esta actitud, no se da cuenta de que está haciendo mucho daño a los toledanos, pues si el turismo desciende también lo hace el empleo y se frena la creación de riqueza, ha aseverado Cristina Peces.

Por otra parte, ha insistido en que al Grupo Municipal Popular, nos preocupa la falta de seguridad que provoca en el Casco Histórico de Toledo el mal estado del cableado eléctrico, que todavía permanece anclado en el exterior de muchos edificios.

Ha explicado Peces que “la falta de mantenimiento provoca, en ocasiones, que los nudos de cables se desprendan de las fachadas y resulten peligrosos tanto para los residentes de los inmuebles afectados como para los peatones”.

Por último, ha afirmado que “es lamentable que el Ayuntamiento haga más bien poco por cumplir la normativa que obliga a soterrar los cables y canalizaciones de infraestructuras en todos los edificios para avanzar en la progresiva eliminación del cableado en las fachadas”.