El concejal del Grupo Municipal Popular, Ignacio Jiménez, ha denunciado que “solo a un equipo de aficionados liderado por Milagros Tolón se le ocurre echar toneladas de tierra en el parking de Santa Teresa en pleno periodo de lluvias, solo con la intención de tratar de engañar a los vecinos y usuarios haciéndoles creer que va a realizar las obras de recuperación de este aparcamiento como les lleva prometiendo y anunciando desde hace más de tres años, cuando sabe que no es verdad”.

Jiménez, ha recordado que los mismos que decían que no comenzaban las obras del colector de urgencias del Virgen de la Salud, porque la época de las lluvias no era la más adecuada, ahora son los que después de tres años mareando la perdiz y para callar a los vecinos que ya no soportan más mentiras, no se les ha ocurrido otra cosa que echar toneladas de tierra sin aislante alguno, lo afirma la señora Tolón que iban a hacer, con la única intención de seguir engañando.

 

Lo que va a lograr la alcaldesa es convertir este parking disuasorio es en una “pista de trompos de vehículos sobre el barro”, esas pistas americanas en las que los coches chocan entre sí en recintos embarrados, ha manifestado el edil.

Para el concejal popular, “las ocurrencias y las chapuzas son una fea costumbre de este equipo de gobierno que lidera Tolón y nos salen muy caro a los toledanos. Lo que ha sucedido con el “plan de asfaltado”, que después de un año desde que comenzó, también en época de lluvias, sigue sin finalizar y sin pintar y no sabemos si lo va a hacer, o lo va a dejar a medias es el modelo de gestión de Tolón y lo que va a hacer de nuevo en Santa Teresa.

El dirigente popular, ha explicado que hoy, otra vez los concejales del PP han acudido al Ayuntamiento y ya van cuatro veces, a pedir toda la documentación en torno al “misterioso proyecto y convenio de las obras del parking de Santa Teresa, y seguimos sin saber nada, pues tampoco el responsable de urbanismo estaba hoy y al Grupo Popular no se ha enviado ninguna documentación de la que llevan pidiendo desde hace dos meses.

Jiménez, ha explicado a la alcaldesa y al concejal de Urbanismo que “no es normal que la oposición tengamos que enterarnos por los medios de comunicación de los proyectos que se están llevando a cabo en Toledo, cuando su obligación es dar cuenta a los partidos de la oposición de todas y cada una de las cuestiones que afectan a la ciudad y en este caso lo referente al parking de Santa Teresa.

El dirigente popular ha denunciado que “hoy hemos conocido por prensa, recogiendo palabras del concejal de Urbanismo que el proyecto fue aprobado en Junta de Gobierno” por lo que ha preguntado que aclaren “en cúal Junta de Gobierno y si sus socios de Ganemos han participado en ese Junta de Gobierno y si ellos están de acuerdo con este proyecto”.

Jiménez, ha aclarado que a través de un medio de comunicación, conocimos que “el plazo de ejecución del proyecto sería de 4 meses, que el presupuesto total sería de más 659.000 euros y que la mayor parte se lo llevaría el firme con un total de 392.318 euros, la superficie a ocupar era de 31653 metros cuadrados y el número de plazas y aparcamiento 1034 vehículos, además recogía que había una red de drenaje para recogida de aguas pluviales, una red de alumbrado público y una red de riego de alcorques.

Y ahora por otro medio de comunicación, hemos conocido que no habrá árboles, ni alcorques, ni farolas, el presupuesto es tan solo de 400.000 euros y las plazas se reducen a 600 plazas. Además, ha explicado que este proyecto, tampoco convence a la Real Fundación porque considera que condiciona al plan especial de Vega Baja y lo que es peor, nadie ni vecinos ni comerciantes, están en absoluto de acuerdo con el ocultismo y la obra que se está llevando a cabo en dicho parque, pues entienden que como usuarios tienen algo que decir. Esta claro que todo esto necesita una explicación por parte del Tolón.

Para el edil popular, todos estos bandazos de los concejales de gobierno de Tolón, nos dejan claro que no tienen ni puñetera idea de lo que están haciendo, no saben lo que pueden hacer, no saben ni tan siquiera si existe proyecto o no, y el problema es que no se comunican entre las propias concejalías, se pasan la patata caliente de unos a otros. Ya no saben si este proyecto corresponde a obras y servicios, no saben si corresponde a la concejalía de movilidad, no saben si es de urbanismo o si corresponde a otra tozudez de Tolón, que de nuevo se piensa que Toledo es su cortijo y hace lo que le viene en gana.