Movilidad

Page se ceba con los pensionistas

Publicado el

  • Para la obtención de la tarjeta naranja se impone la necesidad de acreditar la renta de las personas jubiladas
  • El alcalde quita la tarjeta de autobuses a quienes menos recursos económicos tienen.
  • Los jubilados cuya pensión supere la mínima (la pensión mínima no contributiva que ronda en 343,1€ mensuales), tendrán que abonar el precio del autobús

El GMPP denuncia que con las nuevas políticas de Emiliano García-Page, “a partir de ahora los jubilados ya no van a tener tarjeta naranja. A partir de ahora, afirma la portavoz popular, Claudia Alonso, cualquier jubilado que cobre más de 350€ va a tener que pagar el billete de autobús normal, que encima ha subido hace pocos meses”. La portavoz popular, asevera que “no entiendo por qué Page la toma ahora con los pensionistas y les quita las reducciones en las tarifas de autobuses, cuando además les va a hacer pagar por la recogida de basuras, algo que ya hacen a través de su IBI.”

Para el PP, esta actitud de Emiliano García –Page, “no es manera de gobernar sensiblemente a los problemas de los ciudadanos. Si necesita financiación, que busque maneras de generar ingresos, pero que a los pensionistas se les quite la tarjeta del autobús y se les obligue a pagar dos veces por la basura no soluciona nada, y le pide al alcalde que no les cree problemas económicos a los más perjudicados.

Con la modificación del reglamento del servicio de autobuses urbanos se propone la eliminación de la tarjeta naranja, por lo que los pensionistas a partir de ahora no tendrán reducción en las tarifas de autobús. A partir de ahora, aquellos jubilados cuya pensión supere la mínima (la pensión mínima no contributiva está cifrada en torno a los 343,1€ mensuales), tendrán que abonar el precio del autobús, por lo que está perjudicando gravemente a las personas que más necesitan ayudas y reducciones en los precios y tarifas públicas y que además son los que, precisamente, más utilizan el autobús.

Por otro lado, para la obtención de la tarjeta naranja se impone la necesidad de acreditar la renta de las personas jubiladas, por lo que se establece una dualidad de criterios en la obtención de los beneficios tarifarios ya que para la obtención de la renta se aplica el criterio de renta y para el pago de las tarifas, el criterio de cuantía de pensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *